miércoles, 7 de noviembre de 2012

Quesos Italianos

Hola Blogueros como estan? El día de hoy hablaremos de dos tipos de quesos italianos. Para los chef estos pueden ser sus favoritos a la hora de preparar sus platillos y en especial, porque le dan el mejor sabor a las comidas.
 
La Mozzarella
 
Esta especialidad italiana ha conquistado todas las cocinas del mundo, como lo hizo en su día, el parmesano, aunque lo más corriente es que se utilice una imitación de leche de vaca. La también llamada fiore di latte (flor de leche) se suele comer como entrante ligero en verano acompañada de tomate y albahaca y es la estrella de cualquier pizza. Este queso ligeramente agrio y elástico es adecuado incluso para quien quiere perder peso, puesto que su contenido absoluto en materia grasa no sobrepasa el 20%.
 
La mozzarella se suele vender en bolas de unos 125 g con una salmuera ligera, pero también la hay en tacos envasados al vacío o en forma de bocconcini, bolitas que caben en la boca.
 
Este producto tan versátil pertenece al grupo de los quesos frescos, aunque se diferencia de ellos porque se elabora con el método filata. Primero se vierte suero a 45°C sobre el cuajo grueso y se amasa hasta obtener una pasta elástica, que, luego, se corta en trozos (mozzare) y despúes se moldea en forma de cordón (filare). Los cordones se sumergen a su vez en suero caliente, y se vuelven a amasar. A continuación, se corta la masa de queso en porciones y se les da forma. Las piezas se sumergen en salmuera sin curación previa para evitar que la superficie, blanda y sensible, se reseque.
 
Sandwich rápido de mozzarella

 
Ingredientes:

 1 mozzarella (300g)
8 rebanadas delgadas de pan blanco
sal y pimienta recién molida
125 ml de leche
2 huevos
harina
aceite de oliva
 
Preparación:
 
Corte la mozzarella en cuatro rodajas iguales, un poco más pequeñas que el pan. Póngalas encima de 4 rebanadas, salpimiéntelas y cúbrelas con otra rebanada. Pase los sandwiches por la leche y presione bien los bordes. Bata los huevos y pase los sándwiches primero por el huevo y luego por la harina. Dórelos en el aceite y sírvalos enseguida.
 
El parmigiano reggiano
 
El queso parmesano es, sin duda, el máximo exponente de los quesos extraduros. Seco y desmenuzable, con un toque casi picante, es excelente para rallar y un condimento indispensable para la pasta italiana. Solo con vino es un deleite para el paladar. Pero sólo el "auténtico" parmesano, que se produce en la región de Parma, Mantua y Bolonia con métodos estrictamente controlados, obtiene el sello "parmigiano reggiano", impreso a fuego en la corteza.
 
 
 
 
Fuente: Manual de cocina. Parragon.